30 de mayo de 2014

Tartaletas de galleta con pastel de queso


Uno de los pasteles que más me gusta es el de queso. Lo he hecho de todos los tipos hasta que encontré mi fantástica e infalible receta de NY cheescake que prometo enseñaros otro día. Esta vez quería hacer alguna cosa más pequeña, algo que no requiriese cubiertos para comerse, y encontré esta estupenda receta del blog La receta de la felicidad.

Receta de tartaletas de galleta con pastel de queso

 Ingredientes para las tartaletas (para 24, dependiendo del tamaño)
  • 400 gr de harina de trigo
  • 125 gr de azúcar glass
  • 200 gr de mantequilla pomada
  • 1 pellizco de sal
  • 1 huevo mediano

Ingredientes per la crema de queso

  • 100 gr de creme frache
  • 200 gr de queso de tipo crema (Philadelphia o marcas blancas)
  • 100 gr de leche condensada
  • zumo de medio limón
  • mermelada de fresa, frutos rojos, arándanos,...

Preparación

Se pueden usar las tartaletas que venden, pero siempre quedarán mejor las hechas en casa y ya veréis que su elaboración és muy senzilla.
Mezclamos todos los ingredientes hasta conseguir una masa homogenia, nos podemos ayudar con las manos para conseguirla. Una vez la tengamos, hacemos una bola, la dividimos en dos y las estiramos cada una de ellas entre dos hojas de papel de horno, con un rodillo o cualquier herramienta que nos pueda ayudar, hasta que las dejemos muy finas, con un grueso de 5 mm como máximo.
Con esta masa ya podremos hacer las tartaletas: en este caso no refrigeraremos la masa, la queremos blanda y moldeable ya que la tendremos que doblar y darle la forma de tartaleta.
Con un cortador redondo (si puede ser que tenga el borde rizado, siempre quedará más bonito) iremos cortando las galletas. Para darles la forma de tartaleta usaremos la parte de debajo de los moldes de madalenas o minimadalenas (en función del tamaño que queramos que tengan nuestras tartaletas).
Podremos la masa, con el molde, en la nevera mientras precalentamos el horno a 170ºC. 
Dejaremos las galletas en el horno hasta que empiecen a tostarse, entonces las quitaremos y dejaremos que se enfrien 5 minutos. Pasado este tiempo, ya las podremos desmoldar y dejarlas enfriar del todo encima de una rejilla.
Mientras se enfrían, podemos preparar la crema de queso mezclando todos los ingredientes hasta conseguir que se integren correctamente. Para hacer el montaje, pondremos una cucharada de la melmelada que hayamos escogido en la base de la tartaleta y, a continuación, llenaremos la tartaleta con la crema de queso.

Ya veis que no tiene mucha dificultad, y si sois amantes del queso como yo os encantará. 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario