9 de abril de 2014

Pastel de manzana


Hay infinidad de recetas de pastel de manzana, así que esta receta no os explicará el secreto escondido de los pasteles de manzana, pero si que os enseñaré una receta que ha ido pasando de generación en generación, que a todo el mundo gusta y que siempre os puede sacar de un apuro.

La receta es para un quilo de manzanas, pero aqui ya interviene el gusto de cada uno, las manzanas que tengas en casa o el tamaño de la bandeja donde lo vayas a hornear. Normalmente lo que hago es que mantengo el resto de ingredientes y las manzanas las aumento al gusto.

Receta de pastel de manzana


Ingredientes

  • 1 kilo de manzanas Golden
  • 5 cucharadas de harina
  • 5 cucharadas de azúcar (yo le pongo azúcar moreno)
  • 4 cucharadas de aceite de girasol
  • Piel de un limón
  • Opcional: 1 sobre de levadura (yo lo pongo)
  • 1 o 2 hojas de gelatina 

Preparación

  1. Precalentaremos el horno a 180ºC.
  2. Cortamos 3/4 partes de las manzanas a trozos pequeñitos. El resto lo cortaremos en rodajas para decorar.
  3. Batimos los 2 huevos. Cuando hayan doblado su volumen, añadiremos la harina. 
  4. Cuando esté todo mezclado, añadirémos el azúcar.
  5. Justo después el aceite.
  6. Cuando el aceite esté integrado en la masa ya podremos añadir la levadura.
  7. Añadiremos la piel del limón.
  8. Por último, el ingrediente principal, las manzanas troceadas. Pero las mezclaremos con ayuda de una espátula.
  9. Una vez lo tengamos todo bien menzclados, prepararemos la bandeja para ir al horno. A mi me gusta ponerle el esprai desmoldante para que no se pegue mucho la masa. A otros les gusta el método tradicional de mantequilla y harina, y otros forran la bandeja con papel de horno, así que podéis escoger la opción que preferís.
  10. Ponemos toda la mezcla en la bandeja, ayudándonos de una espátula y repartiendola por toda la superficie de la bandeja. 
  11. Por último, cortaremos en rodajas finas la manzana que hemos reservado antes, para decorar toda la superficie de la bandeja.
  12. Ahora ya podremos hornear durante 30 minutos a 180ºC
  13. Pasado este tiempo, y comprobando que la masa no está cruda, ya lo podremos sacar del horno y dejar enfriar la bandeja encima de una rejilla.
  14. Mientras se enfría, pondremos a hidratar las hojas de gelatina.
  15. Cuando ya esté fría del todo, pintaremos toda la superfice del pastel con gelatina, le dará este toque brillante que a todos nos gusta. 
Se trata de una receta super senzilla y muy sana. No dudéis en hacerla.



1 comentario:

  1. Mmmmmmmm... ho faré a casa a veure qué tal em surt... ja faig salivera!!!

    ResponderEliminar