6 de febrero de 2014

Roscón de Reyes 2014

Después de muchas vueltas y de buscar por un montón de recetas en diferentes blogs, finalmente este año nos decidimos a hacer en casa el róscon de Reyes. La receta original la podréis encontrar en el blog de Webos Fritos, donde hay muchas otras recetas interesantes.



Però no hicimos un roscón, no, hicimos dos! Uno para cada familia. Al ser el primero que hacíamos y por no gustarme el mazapán,, hicimos los nuestros rellenos de nata montada. El resultado fue inmejorable, espectacular, y eso que los que me conocéis ya sabéis que soy mi primera crítica, pero tengo que reconocer que no tubieron nada que envidiar a los roscones de pastelería.

Os puede parece que es muy complicado hacerlos en casa, pero ya veréis que no lo es tanto, con un poco de organización y de madrugar la mañana de Reyes, pero como soy muy impaciente para abrir los regalos, no me costó mucho hacerlo.

Receta del roscón de Reyes

Para aromatizar el azúcar glass

  • 120 gr de azúcar glass
  • la piel de medio limón (solo la parte amarilla)
  • la piel de media naranja (solo la parte naranja)

Para preparar la masa madre

  • 70 gr de leche entera
  • 10 gr de levadura fresca de panadería (la que venden en los supers en forma de cuadrito)
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 130 gr de harina de fuerza

Para la masa

  • 60 gr de leche entera
  • 70 gr de mantequilla a temperatura ambiente (que esté pomada)
  • 2 huevos medianos
  • 20 gr de levadura fresca de panadería
  • 25 gr de agua de Azahar o anís seco (al gusto)
  • 450 gr de harina de fuerza
  • una pizca de sal
  • y los 120 gr de azúcar glass aromatizado con anterioridad

Para decorar

  • huevo batido
  • azúcar
  •  naranja y cerezas confitadas

Preparación de la masa madre

  1. Calentaremos un poco la leche y desharemos en ella la levadura fresca de panadería. 
  2. A continuación, añadiremos el resto de los ingredients de la masa madre y los hiremos mezclando hasta conseguir una bola.
  3. Pondremos agua a temperatura ambiente dentro de un bol que sea profundo y le pondremos la bola de masa madre. El bol debe ser profundo porque al principio la masa se hundirá y sabremos que ya está a punto para ser usada. Más o menos tardará unos 10 minutos así que tranquilas que no es automático.

Preparación de la masa principal

  1. Igual que para la masa madre, calentaremos un poco la leche y desharemos en ella la levadura de panadería.
  2. Tamizaremos la harina y la pondremos en el bol de amasar. Añadiremos a dicho bol el resto de los ingredientes: huevos, azúcar, mantequilla, la pizca de sal y el agua de azahar (o anís), la ralladura de medio limón y media naranja, la masa madre que hemos hecho antes y la leche con levadura del punto 1.
  3. Mezclaremos todos los ingredientes del bol con ayuda de una batedora usando el gancho de amasar. Si no tenéis se puede hacer también a mano, será un poco más entretenido pero os quedará igual de bien.
  4. Una vez ya esté todo mezclado, esparciremos un poco de aceite encima de la mesa de trabajo para que no se pegue la masa y la pondremos encima. Empezaremos a trabajar la masa hasta obtener una masa elástica. En este momento haremos una bola con la masa y la dejaremos reposar dentro de un bol tapada con un trapo hasta que doble su tamaño. Este proceso puede durar unas 5 horas como mínimo, por lo que yo dejé la masa reposando toda la noche y a la mañana siguiente seguí con el proceso.
  5. Una vez haya duplicado su tamañao, dividiremos la masa en dos (si queremos hacer dos roscones medianos o la dejaremos tal cual si lo que queremos es hacer uno grande), le daremos forma de bola y dejaremos que repose 5 minutos.
  6. Pasado este tiempo, daremos a la masa forma de roscón. Para hacerlo iremos introduciendo los dedos en el centro, iremos girando la masa e iremos haciendo el agujero más grandre. Si durante este proceso vemos que la masa tiende a encogerse, volveremos a hacer una bola con ella y la dejaremos reposar 10 minutos.
  7. Ahora que ya tenemos la forma del roscón, ya lo podremos poner encima de una bandeja de horno cubierta con papel de hornear y lo dejaremos reposar un poco más de tiempo, un par de horas, hasta que doble su volumen.
  8. Pasado este tiempo, pintaremos con cuidado el roscón con el huevo batido y lo adornaremos con la fruta confitada y el azúcar. Mientras, iremos precalentando el horno a 200ºC, con calor arriba y abajo.
  9. Lo hornearemos durante 15-18 minutos, bajando la temperatura a 180ºC en los últimos 10 minutos. Cuando veamos que ya está cocido, lo sacaremos del horno y lo dejaremos reposar encima de una rejilla. 
  10. Una vez frío ya lo podremos rellenar al gusto. En nuestro caso de nata montada.
Espero que os animéis a hacerlo, sin ninguna duda lo volveré a hacer y ¡antes de los próximos Reyes!

No hay comentarios:

Publicar un comentario